¿Qué comer en India? Platos para todos los gustos

India os puede gustar más o menos, pero de lo que estoy segura es de que comeréis mucho y bien. Y barato, claro.  Pocos países del mundo son capaces de hacer tanto con tan poco, de elaborar platos deliciosos con ingredientes de lo más básico, porque así es la cocina india: Con tomate, garbanzos y varias especias te plantan delante una receta estupenda.

Mención aparte merece el tema del picante. Prácticamente todo plato hindú que hayáis probado en Europa picará en mayor o menor medida, incluso el inofensivo pollo tandoori. Da igual que digas “no spicy”; para ellos todo está suave y en el Rajastán especialmente les gusta la comida bien condimentada aunque con los turistas ponen algo de freno. Sea como fuere, no creo que la comida sea un quebradero de cabeza para el viajero. En casos extremos siempre están el pan, el arroz y otros platos “inofensivos” que seguro que gustan a todos.

Una cosa que me sorprendió es la ausencia de carne en muchísimos restaurantes. Sabía que una gran parte de la población era vegetariana, pero no pensé que fuera de lo más común encontrarse con menús turísticos sin ningún plato con sus famosos pollos. Y ¡ojo! lo “veggie”, por lo general, pica más.

Este post podría ser interminable si hablara de todos los tipos de panes, arroces, salsas y rellenos,  pero he hecho una selección variada de todo lo que os encontraréis de forma más común tanto para los más atrevidos como para otros más conservadores. Allá vamos.

Naan

No creo que haya ningún país del mundo que elabore panes tan ricos como India. El naan, el chapati y la paratha son los más comunes pero mis favoritos sin duda son los primeros.

Los naan son tortas de trigo hechas al horno que está deliciosas y pueden ir aderezadas con queso, ajo o simplemente mantequilla. Son ideales para mojar en una salsa, pero están tan buenos que los comeréis hasta solos.

Biryani

No podía faltar el arroz. Éste en concreto está aromatizado con especias y puede ir acompañado de carne o vegetales. NOTA: A veces caí en el error de pedir este arroz como acompañamiento para poderlo mezclar con la salsa de un plato principal. Y digo error porque la cantidad es descomunal. Para las salsas, siempre mejor un naan, chapati o paratha.

Paneer Tikka

Este es uno de los platos vegetarianos que más me gustó. Simplemente sustituyen el pollo de la receta típica por paneer, un queso fresco muy utilizado en su gastronomía.

El concepto “tikka” es simplemente una marinada de yogur y distintas especias: pimienta, cardamomo, clavo, nuez moscada y canela como ingredientes básicos y después, todos los demás que se quieran añadir.

Chana Massala

Sólo apto para los amantes del picante o para paladares atrevidos. Un plato vegetariano que ya habíamos probado en España y al que, a pesar de arrancarnos unas lágrimas, le cogimos el gusto.

Se trata de un guiso de garbanzos (chana), cebolla, el tomate, cúrcuma, ajo, jengibre, guindilla y especias masala que se corona con unas hojas de cilantro. La pura esencia de la India en un bocado.

Gulab Jamun

El descubrimiento culinario del viaje. Jamás habíamos oído hablar de este postre, y cuando lo probamos por casualidad porque nos venía incluido en un thali (selección de platos típicos), se convirtió en una adicción. El mejor precisamente fue el primero que probamos en Peacock, el restaurante de nuestro hotel en Jaipur. Más adelante, uno de nuestros conductores de tuk tuk nos contó que el kilo estaba a unas 320R, así que desde ese momento disfrutamos de ellos en pequeñas pastelerías que nos los ponían para llevar por un precio muchísimo más económico que las 80R por 2 uds que solían cobrar en los restaurantes.

Se trata de una masa frita de leche condensada y harina en forma de bolas que después se remoja en un almíbar a base de agua de rosas, azúcar, cardamomo y azafrán. Sencillo y delicioso.

Chicken Korma

Junto con el tandoori, mi receta de pollo favorita. La salsa es mucho más suave que otras ya que aparte de la típica mezcla de especias garam masala (jengibre, pimienta, cardamomo, clavo, nuez moscada, cúrcuma, cominos, clavo, cilantro y canela) se le añade leche de coco y anacardos.

El resultado es un plato cremoso y delicioso, apto para todos. Auún así, recomiendo igualmente que le recordéis al camarero que no lo queréis picante, por si acaso.

Pakoras

No hay nadie a quien no le guste este plato. Habamos de verduras, queso o pollo (eso a decisión de cada uno) que se rebozan en harina de garbanzo y después se fríen. Algo así como unos fingers indios.

El resultado es crujiente, sabroso y diferente gracias al tipo de harina utilizada.

Aloo Jeera

Siguiendo en línea con lo anterior, un plato también muy sencillo y apto para todos. Básicamente, son patatas cocidas con semillas de comino, aunque también se le pueden añadir otras especias como cúrcuma y pimienta, y venir espolvoreado con cardamomo y un toque de lima.

Pollo Tandoori

Muy típico pero obligatorio. La particularidad de este pollo reside en su elaboración: Se marina en yogur y especias garam masala añadiéndole cayena, pimentón o pimiento kashmiri para darle un particular color rojo y después se cocina en el típico horno tandur a muy alta temperatura. El resultado es una carne tierna y tremendamente sabrosa.

Chikken o Veggie Tikki

Digamos que es un híbrido entre filetes rusos y croquetas: una mezcla de carne o vegetales con harina, jengibre, especias garam masala y pan rallado. Junto con las más conocidas samosas (empanadillas de pasta filo), son el entrante ideal.

¿Qué beber?

Indian Lassi

Muy conocido ya en todo el mundo, pero no por ello se debe dejar de probar en India: Hielo picado, yogur, fruta y en ocasiones toppings de frutos secos. Hay muchos viajeros con reservas hacia esta bebida ya que una de las recomendaciones más comunes a la hora de viajar a Asia es no consumir frutas sin pulpa o bebidas con hielo al desconocer la procedencia del agua. He leído casos de gente que ha dicho que los lassis le han fastidiado el estómago y de otros a los que su yogur les ha salvado el viaje… Vosotros mismos. Yo, por si acaso, lo probé el último día.

Badam Milk

Bebida de dioses o al menos eso me pareció a mí: Leche, almendras, cardamomo, azafrán y canela. Intenso y suave a la vez. Algo muy distinto para los paladares occidentales pero muy bien recibido por ellos. Una apuesta segura.

Massala Chai

La bebida de la india, su café, su “vinito”, su caña. Lo toman a todas horas y lo venden en todas partes. La versión más extendida de este té lleva cardamomo, clavo, pimienta, anís, jengibre y canela, y aunque puede servirse con sólo agua, lo más común y lo mejor es mezclarlo con leche. Afortunadamente, esta bebida es fácil de encontrar en todo el mundo actualmente.

 

Sólo he hecho una mínima selección de la infinidad de platos que podréis probar en India, pero como veréis, hay opciones para todos los gustos, incluso para los paladares más reticentes. Ingredientes muy básicos mundialmente conocidos, mucho uso de especias y una vuelta de tuerca para darles su toque. ¡A comer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s