Razones para ir a la India y razones para no volver

Soy de las personas que por mucho que lean, prefieren experimentar las cosas por sí mismas. No quiero que me lo cuenten, quiero vivirlo y luego, decidir y fraguar mi propia opinión. Así me planteé mi viaje a India y Nepal. Sabía que iba a ser intenso, duro y dificil por toda la información que había recabado al respecto. No eran las vacaciones ideales, pero era algo que quería ver, que tenía que ver.

Ahora de vuelta, puedo dar fe de esa dureza e intensidad. Soy una pensona con la mente abierta, de facil adaptación y que a lo largo de su historial viajero ha vivido situaciones incómodas y difíciles, pero sin duda India es el único país hasta el momento que me ha llevado al límite.

Pero ¡ojo!, también tiene cosas buenas: preciosos monumentos, interesantísimas historias, ceremonias sobrecogedoras, gente amable y muchas lecciones de vida.

Después de 20 días por esos lares, vengo para contaros mi visión, que no es ni pretende ser una verdad universal. Lo bueno y lo malo, lo real, lo que yo he vivido.

Por qué hay que ir a la India

Por el Taj Mahal. Una de las Siete Maravillas del Mundo bien merece una visita a este país. Lleva varios meses en reformas, de hecho aún queda la parte más importante, la cúpula…. pero los andamios no le restan un ápice de majestuosidad, al menos de momento.

Por las ceremonias a orillas del Ganges. Es ahí donde vi toda aquella espiritualidad que había ido a buscar a la India. La ceremonia del Aarti, las cremaciones en Manikarnika y los baños purificantes al amenecer son realmente sobrecogedores y dignos de ver.

Por los fuertes del Rajastán. Ya sea el Amber en Jaipur, el Mehrangarh en Jodhpur o el de Jaisalmer, se trata de unas construcciones bellísimas que esconden interesantes historias sobre sus habitantes y construcción.

Por su gastronomía. Pocas culturas hay en el mundo que hagan tanto con tan poco, que saquen el máximo partido a alimentos de lo más básico elaborando platos realmente buenos. En India se come fenomenal, eso sí, casi todo pica…. da igual que en España no lo haga o que lo pidas. Algo que nos sorprendió es la cantidad de restaurantes exclusivamente vegetarianos… al principio no fue facil dar con el pollo, pero lo compensamos poniéndonos finos con sus deliciosos panes.

Por el Desierto del Thar. Puede que a aquellos que ya hayan estado en otros más impresionantes en Marruecos, Dubai o Namibia no les impacte tanto, pero a mí me encantó conocer las historias de sus lugareños, pasear en camello y ver como el sol caía sobre las dunas a tan sólo 90 km de Pakistán.

Por el precio. El alojamiento, la comida y el transporte son realmente baratos en India. Si se consigue el vuelo internacional a buen precio, se puede hacer un viaje largo de forma bastante económica. Daré más información sobre el presupuesto, pero me he gastado más en una semana en Riviera Maya o en 6 días en Nueva York que en 3 semanas por India y Nepal.

Para observar, absorber, vivir. No hay nada para expandir la mente como viajar. India es una país tan diametralmente opuesto a cualquiera de Occidente, una forma de vida tan diferente y tan nueva que te rompe los esquemas, y eso te hace crecer por dentro.

Para valorar lo que tienes. Es un tópico, pero también muy real. Cuando vuelves, agradeces cosas tan simples como abrir el grifo y que salga agua potable,  ir en tren y que vaya a su hora o hasta con un pequeño retraso, comprar en una tienda y poder encontrar lo que estás buscando, hacer una pregunta y que te den la información correcta….

Por qué no voy a volver

Por la desorganización. No hablo de tráfico, de retrasos, de timos…. Hablo de información confusa o más bien, de la ausencia de la misma. Hablo de viajar en un vagón de “Primera Clase” y que te despierten a las 3 de la mañana diciendo que te tienes que cambiar a otro porque el tren se va a dividir, bajarte de madrugada en medio de vete tu a saber dónde, ir corriendo hasta el final del tren buscando el vagón correcto, ver cómo el tren se pone en marcha y tener que tirar las maletas a clase Sleeper y saltar en marcha para no quedaros tirados en mitad de la nada. Historia real. Hablo de que en la oficina de Inmigración estén de risas manoseando tu pasaporte y haciendote esperar durante media hora y al salir del país te retengan más de lo habitual porque no habían registrado tu entrada correctamente. Hablo de esperpentos como esos.

Por la suciedad y falta de higiene. A lo largo de mi vida ha habido ocasiones en las que he dormido en algunos sitios de lo más cochambrosos, me han picado chinches en hoteles y me he sentado entre ratas, pero lo de India no tiene nombre y aunque ya lo sabíamos, verlo es otra cosa: Ausencia de alcantarillado, lavado de toallas y ropas de cama en ríos de aguas fecales, montañas de basura en las estaciones, padres que ponen a sus hijos a hacer sus necesidades en medio del andén… pero eso sí, tienen Wi-Fi en todas (nótese la ironía). Siempre que voy a destinos algo más exóticos viajo con seguro médico, pero en India eso no me ha dado ninguna tranquilidad. Conocimos a una koreana residente en Bombay desde hace años y nos contó que a pesar de que paga un 30% de impuestos, no tiene derecho a Seguridad Social ni pensión, así que una vez tuvo que hacerse una operación en un principio leve y optó por una clínica cara aunque tuviera que pagarlo de su bolsillo. Tiempo después, ella notaba que algo no iba bien y en las revisiones insistían en que no había ningún problema. Cuando viajó a Korea, pidió una segunda opinión y tuvieron que operarla de urgencia.

Por el acoso. En la India te sientes perseguido desde el momento en el que pones los pies en ella. Sales de la estación y los taxistas y conductores de tuk tuk te quitan de las manos la reserva del hotel, se la pasan los unos a los otros y parecen rifarse entre ellos quien se va quedar contigo como si tu no tuvieras la más mínima capacidad de decisión. Eso por un lado, por otro está la gente que te ve como un extraterrestre. Ya íbamos aleccionados sobre la cantidad de selfies que nos iban apedir por ser para ellos una raza de lo más exótica. Con eso no ha habido gran problema, tampoco cuando nos han venido padres pidiéndonos que cruzáramos unas palabras con sus hijas porque les hacía ilusión hablar con un extranjero. Lo delicado viene cuando estás en una estación esperando un tren que ya lleva horas de retraso y tienes a una decena de personas haciendo un corrillo a tu alrededor, mirándote fijamente de brazos cruzados a un metro de ti esperando durante una hora a que hagas algo, lo que sea, como si fueras un animal en el zoo. Puedes ser consciente de que para ellos eres algo excepcional, pero llega un punto en el que puede resultar y resulta bastante irritante.

Por los timos. Gracias a las experiencias que otros viajeros comparten ya sabíamos los engaños más tipicos: El “tu hotel está cerrado” para llevarte a otro donde pilla comisión, el “compra leche para mi bebé” y que vayas a la tienda y que te cobrem 20€ por un cartón para luego devolverlo y repartírse el dinero, o el de “ese tren ya se ha marchado” para que no subas y así ocupar tu asiento, no nos han pillado…. aunque hay algunos que lo han intentado. Pero no os creáis que aún así nos hemos ido de rositas. A la vuelta en el aeropuerto, nos quedaban unas rupias por cambiar. Fuera, nos decían que una cantidad tan pequña sólo se podría cambiar en la oficina pasado el control, y dentro nos dijeron lo contrario…. ¿Solución? O te comes las rupias, o te las gastas en la tienda del aeropuerto. También nos ha sucedido que hasta un policía nos diera mal las indicaciones para que tuvieramos que acabar pagando algún tuk tuk.

Por los precios turísticos. Tuve la sensación de que me estaban atracando a mano armada ya desde España. He gestionado y pagado otros seguros caros y complicados como el de Rusia y China, pero lo de India me ha parecido escandaloso. Resulta que puedes tramitar el visado online por 50$, pero sólo es válido si vas a entrar al país por determinados aeropuertos y puertos. Si, como era nuestro caso, entras por tierra, no sólo lo tienes que tramitar presencialmente en la oficina concertada (con la pérdida de tiempo que eso conlleva) sino que hay que pagar 90€ por el visado + 3€ de donación obligatoria + 17 € de tasas de agecia + 3€ por 4 fotos de carnet que te tienes que hacer en el fotomatón de allí porque es un formato especial y de otra forma no os valdrá. Vergonzoso. Si ya te cobran 17€ de comisión de agencia ¿a que se deben los otros 40€ de diferencia con el online? ¿Dónde se va ese dinero? Eso por un lado, porque por otro están las entradas a los lugares turísticos. En todos los sitios ocurre igual, pero por poner un ejemplo, la entrada el Fuerte Rojo de Delhi es de 30 rupias para los locales y de 500 para los turistas. Entiendo que el poder adquisitivo evidentemente no es el mismo, también que 500 rupias no dejan de ser unos 8€ al cambio y que en muchos otros países también se cobra más a los turistas pero ¿multiplicarlo por 16? ¿En serio?

Por la sensación de indiferencia. Está claro que nunca se puede generalizar, pero tras hablar con muchos lugareños, la sensación que me llevo es de conformismo con su situación y realmente, creo que no les queda ninguna otra alternativa si no quieren perder la cabeza… y eso es triste. Siempre que me he quejado de una situación injusta, de una falta de organización o soluciones me han contestado con un “This is India” y ya está. Para ellos, lamentablemente, no hay más, pero al turista le hace sentir una impotencia tremenda.

Por las faltas de respeto. De acuerdo con que sin una educación adecuada es facil que esto se de, pero tampoco creo que sea justificable. Hemos visto niños pidiendo y se nos ha caído el alma a los piés, hemos hecho inmensamente felices a otros regalándoles cualquier tontería que lleváramos en la mochila pero también hemos visto a otros que nos han exigido que les demos lo que se les antojara porque asumen que somos ricos y tenemos la oligación de darle lo que sea a ellos, los pobres. Un ejemplo: yo llevaba una pulsera de goma antimosquitos en la muñeca y una niña se abalanzó sobre ella tirando varias veces hasta romperla al grito de “give me”. No hubiera tenido problema en dársela, pero no así. ¿Y si se tratara de alguna pulsera cara o de algún recuerdo familiar? Esa es la falta de respeto hacia los demás, pero también la tienen hacia su propia cultura. El Taj Mahal es un mausoleo, una tumba en cuyo interior se ruega silencio y se prohiben fotos. En el momento de nuestra visita, nosotros éramos los únicos turistas extranjeros y os prometo que aquello parecía un concierto de Justin Bieber entre tanto grito, flash y empujón. Tampoco se podría pisar el cesped de alrededor y había familias haciendo picnic.

A veces, saca lo peor de ti. En ocasiones es tanto el acoso, el atropello, que tienes que ser brusco para hacerte respetar. Estar comprando un billete en la taquilla de una estación y que introduzcan sus manos con el dinero por la ventanilla para comprar ellos, tener que dar un manotazo porque no dejan de agarrarte para que les hagas caso…

Se dice que a la India o la amas o la odias, pero no te deja indiferente. En mi caso, ni una cosa ni la otra….e indiferente, desde luego que tampoco. Insisto, si te gusta viajar, si eres un viajero de corazón, tienes que ir a la India al menos una vez en la vida. Yo no me arrepiento. Lo he vivido, lo tengo y eso queda para mí. Si quieres amarla, me atrevería a decir que sólo sería posible contratando un chófer privado que te llevara de puerta a puerta sin apenas mediar con nadie ni preocuparse por nada…. pero eso no sería ir a la India, porque la India real está en las calles, en las estaciones, en los trenes. India te agarra y te vapulea, te sacude, pero sólo así puedes conocerla tal y como es. Yo ya lo hecho, y a pesar de todo, estoy feliz de seguir sumando historias.

 

Anuncios

14 thoughts on “Razones para ir a la India y razones para no volver

  1. Muy buen post! Nos gusta que hayas dejado a un lado el postureo y en la corrección política.
    A nosotros tampoco nos han hablado muy bien de India. Es lo que tú dices, para enamorarte necesitas hotelazo y chófer… pero no es esa la India que nosotros queremos vivir.
    Ya te contaremos porque sí, hay que ir 😉

    Me gusta

  2. Hola Marina,

    estuve en India en Noviembre y después de leer tu artículo, no me puedo sentir más identificado. Estoy de acuerdo en casi todo lo que comentas, tanto en lo positivo como en lo negativo y me sorprende ver que hemos sentido cosas parecidas tras el viaje.
    Tienes razón en cuanto a que India no hace falta odiarla ni quererla, y a la vez no te deja indiferente, quizás por eso también pienso que es un viaje más que necesario, el cual creo que me ha servido para aprender muchas cosas y además, te diría que algo me mueve por dentro a volver no tardando muchos años.
    Enhorabuena por el artículo y por tu blog.

    Galo Pablos
    http://elviajenotermina.com/

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias! Qué gusto leer comentarios así y ver que todos compartimos más o menos la misma opinión. Desde que llegó a casa se van imponiendo las sensaciones positivas… Y como dices, no todo tiene que se blanco o negro! Un saludo!

      Me gusta

    1. Muchas gracias chicos! Yo tenía claro que era un destino al que quería ir en algún punto de mi vida y a día de hoy, realmente había otros que me apetecían más, pero ahora lo agradezco. Es un viaje incómodo, así que casi cuanto más jovenes, mejor jajajaja

      Me gusta

  3. Fantastico post. Me ha gustado muchisimo.
    Opino como tú. Todo viajero tiene que ir al menos una vez a la India. Para vivirla en sus propias carnes.
    Cuando me preguntan por la India siempre digo que es muy intensa. Tan pronto estas alucinada y alegre por lo que ves, como te apetece comprar el siguiente vuelo a casa.
    Así me paso a mí, llegamos a Udaipur y nos encanto, estaba bastante limpio para lo que pensabamos que nos ibamos a encontrar y el caos también era menor del que esperabamos, pero cuando llegamos a Jodhpur, la primera noche en el hotel pense “que hago aquí en mis vacaciones, donde tenian que ser el mejor momento del año” pero a la mañana siguiente todo cambió.
    Y como tu la gastronomía es fascinante, es cierto que todo pica, llegas a pensar que esa gente ha perdido el gusto pero lo cierto es que tienen platos deliciosos.
    Y también pense lo mismo que tu respecto al tema del precio de las entradas. Si, tenemos más dinero, pero es una pasada la comparación.
    Respecto al tema de la gente y los timos, llega un momento que no quieres ni que te hablen ni que te miren porque no sabes cuando te quieren ayudsr de verdad o cuando te la estan metiendo doblada.
    Y sí, todo merece la pena por ver el Taj Mahal.
    A mi personalmente y ya desde casa el viaje a la me encantó (cierto que allí me agobie, llore y quise volver) y puedo decir que me gustaría volver algún día.

    Me gusta

    1. Me alegro muchísimo de que os haya gustado y de que compartáis mi opinión. Desde luego no es facil, pero es digno de ver. Fijáos que nosotros veníamos desde Nepal y creíamos que eso nos iba a ayudar a entrar un poco en materia, pero el choque al llegar fue brutal y en el primer día tenía ganas de contar los días de vuelta y de decirle a mi novio: ¡Tendríamos que haber ido a Indonesia! Pero no lo hice, disfrute mucho de varios momentos del viaje y sobre todo valoro mucho el haber tenido todas esas vivencias. Para bien y para mal, ha sido una fuente de anécdotas y eso siempre le da salsa a un viaje! Ahora desde casa… la sensación va mejorando como decís…

      Me gusta

  4. Me ha encantado leerte! Lo bueno y lo malo… tengo la sensación de que el día que vaya sentiré las buenas y malas sensaciones que nos explicas… lo has redactado de tal maner que me has trasladado a ese viaje que espero hacer algún día para experimentar lo bueno y lo malo que nos explicas! Felicidades por el post y gracias por toda la info! Un besito

    Me gusta

  5. Hola. Mi pareja y yo vamos a hacer 3 semanas en India y Nepal en Octubre. ¿Me puedes decir el recorrido que has hecho tu y lo que cambiarías si volvieras a hacerlo (si es que cambiarías algo)?

    Solamente llevamos el vuelo de BCN-DLH-BCn y un vuelo a KAT dos días después de aterrizar en DLH. Estamos acostumbrados a viajar sin alojamiento ni nada reservado; ¿Lo recomiendas para este viaje?

    Gracias,

    Ana

    Me gusta

    1. Buenas! Menudo viajazo os espera… 🙂 Intentaré publicar el itinerario con más detalle en las próximas semanas. Nosotros llegamos a Katmandú, estuvimos allí 3 días completos más el de llegada, uno de traslado a Pokhara, otro allí mismo en Pokhara (tuvimos que extender la estancia allí por un problemilla y restárle un día extra que habíamos dejado de margen a Varanasi), 4 días de trekking por zona de Annapurnas y vuelta a Pokhara, 1 día para paso por tierra de Pokhara a Varanasi, 2 días en Varanasi, 1 Agra, 2 Jaisalmer, 1 Jodphur, 2 Delhi. Yo no cambiaría nada de mi itinerario, estamos muy contentos aunque nos hubiera gustado incluir Amritsar en India, pero quedaba totalmente fuera de ruta. Todo depende de si vais a hacer o no trekking en Nepal. Si no es así, Katmandú 2-3 días es suficiente y podéis dedicar el tiempo a otras ciudades del Rajastán que nosotros no vimos como Udaipur, Pushkar o Bikaner. Yo llevaba todos los alojamientos reservados (sin pago por adelantado) desde España a excepción de el de Jodphur, que fue sobre la marcha. No creo que tengáis ningún problema, hay mucha oferta y es barato… Además simpre podéis mirar o incluso reservar un par de ellos por Booking antes de llegar. A veces incluso será más barato si los negociáis in situ. Si que recomiendo que reserveis los trenes con antelación en caso de que no os apetezca pasar trayectos largos en clase Sleeper. El llevarlo todo más o menos cuadrato nos ahorro bastante tiempo allí y pudimos dedicarlo a ver todo lo que queríamos a pesar del apretado itinerario, pero hay que ir con la idea de ser flexible y llevar cierto margen… los imprevistos en India, ocurren. Suerte!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s